3. LOS ADJETIVOS EN LATÍN

En esta clase del Curso de Gramática Latina hablaremos de los adjetivos en latín. Veremos qué son los adjetivos, cómo se clasifican y cómo aparecen en el diccionario.

Regresar al índice de la Gramática Latina.

Sé un protector del latín

Redes sociales: Facebook  Twitter  Youtube


LOS ADJETIVOS EN LATÍN

¿Qué es un adjetivo? Un adjetivo es una palabra que describe o limita a un sustantivo, y generalmente indica una cualidad.

Por ejemplo: bonus “bueno”, malus “malo”, grauis “pesado”, leuis “leve”.

DECLINACIÓN Y USO

Los adjetivos y los participios se declinan, en general, como los sustantivos. La mayor diferencia se encuentra en su uso. Los adjetivos concuerdan con los sustantivos, es decir, los adjetivos expresan el mismo género, número y caso que el sustantivo al cual acompañan.

Por ejemplo, bonus puer significa “niño bueno”, bona puella “niña buena” y bonum donum “regalo bueno”.

Como véis, en este caso en concreto el adjetivo tiene hasta tres formas diferentes para expresar los distintos géneros (bonus, bona, bonum). Es importante que tengáis en cuenta que las terminaciones no tienen por qué ser idénticas.

Como ya sabéis, algunas palabras de género masculino acaban en “a”, por ejemplo, bonus poeta “poeta bueno”. Aunque poeta acaba en “a” el adjetivo acaba en –us, porque el sustantivo es masculino.

Lo mismo ocurre en castellano “poeta bueno”, que termina en “a” y en “o”. En castellano no decimos “poeto bueno” o “el poeta buena”. Como véis cada parte tiene sus formas, porque se declinan de forma diferente, lo más importante es que equivalgan en género, número y caso. Es decir, no es necesario que el sintagma acabe igual como en bonus dominus.

SUSTATIVACIÓN DE ADJETIVOS

Otra de las cosas importantes de los adjetivos es que en ocasiones se sustantivan y funcionan como sustantivos.

Por ejemplo, en castellano decimos “los buenos estudiantes aprueban”, pero también podemos decir “los buenos aprueban”. En el segundo caso el adjetivo no acompaña a ningún sustantivo y funciona por sí solo como un sustantivo.

“Los buenos” en latín podría decir con “boni” (nominativo masculino plural).

SUSTANTIVACIÓN ABSTRACTA DE ADJETIVOS

Y además, cuando se quiere usar un adjetivo como un sustantivo abstracto, aparece en neutro singular o plural.

Por ejemplo: bonum, “lo bueno”, o bona “las cosas buenas”.

CLASIFICACIÓN DE LOS ADJETIVOS EN LATÍN

Desde el punto de vista de su declinación, los adjetivos se clasifican en dos grupos. En esta clase nos centraremos en su clasificación e identificación. En las próximas veremos de manera detallada las formas.

adjetivos-en-latín-clasificación-enunciados-declinaciones

Al primer grupo se le llama “adjetivos de la primera clase”, adjetivos cuyas formas provienen de la primera y la segunda declinación; y al segundo grupo “adjetivos de la segunda clase”, adjetivos cuyas formas provienen de la tercera declinación, ya sea de temas en i o de temas en consonante.

Tened cuidado de no confundir los términos “primera clase” y “segunda clase” con primera y segunda declinación.

Veamos el enunciado de los adjetivos para que sepáis identificar a qué grupo pertenecen.

ADJETIVOS DE LA 1ª CLASE

primera-clase-adjetivos-en-latín-clasificación-enunciados-declinaciones

Los adjetivos de la primera clase se enuncian con tres nominativos, un nominativo singular para el masculino, otro para el femenino y otro para el neutro. Es decir: bonus, bona, bonum. Por esta razón, a veces son llamados adjetivos de tres terminaciones.

Esta forma de enunciar es bastante diferente a la de los sustantivos, que se enuncian con nominativo y genitivo, por ejemplo, dominus, domini.

Los diccionarios enuncian estos adjetivos de una forma abreviada: bonus, -a, -um.

Además, como sabéis, en la segunda declinación a veces nos encontramos con una variante de sustantivos acabados en “-er”, como los sustantivos puer, pueri o ager, agri.

Pues resulta que también tenemos esta variante en los adjetivos de la primera clase.

Por ejemplo: niger, nigra, nigrum o miser, misera, miserum.

Como véis en estos casos la “e” puede mantenerse durante toda la declinación o sólo aparecer en el nominativo/vocativo singular masculino. El mismo enunciado del adjetivo nos indicará si la “e” permanece o no.

ADJETIVOS DE LA 2ª CLASE

Los adjetivos de la segunda clase tienen algunas complejidades, pero si habéis entendido bien cómo funciona la 3ª declinación no hay ningún problema, especialmente el hecho de que tenga temas en consonante y temas en vocal “i”.

segunda-clase-adjetivos-en-latín-clasificación-enunciados-declinaciones

Tema en vocal i

Empecemos con los adjetivos más comunes, que se declinan como los sustantivos de tema en -i hostis, -is y mare, -is.

Recordad que en la tercera declinación tenemos dos formas para declinar un sustantivo de tema en “i”, una forma para los sustantivos que sean de género masculino y femenino y otra forma para los que son de género neutro.

Por esta razón, estos adjetivos y su enunciado se presentan con dos formas de nominativo, fortis, forte. Se utiliza la forma fortis para adjetivos que acompañan sustantivos masculinos o femeninos y la forma forte para adjetivos que acompañan los sustantivos neutros. El enunciado abreviado del diccionario es fortis, -e.

Además también existe una variante de estos adjetivos en “r”, por ejemplo, acer, acris, acre o celer, celeris, celere. Básicamente se declina igual que fortis, forte pero con una forma especial de nominativo/vocativo singular para el masculino que acaba de “er”.

Tema en consonante

El resto de adjetivos de la segunda clase tienen en su origen un tema en consonante, pero la mayoría han adoptado formas de los adjetivos de temas en “-i” como veremos próximamente.

En cualquier caso, veamos su enunciado. Estos adjetivos se enuncian con nominativo y genitivo, por ejemplo: prundens, prudentis; uelox, uelocis; uetus, ueteris. Resulta que esta forma de nominativo es común a los tres géneros.

Y claro, si tienen un enunciado con nominativo más genitivo, ¿no podríamos confundirlos con sustantivos de la tercera? La verdad es que no, porque el enunciado de un adjetivo en el diccionario nunca tendrá marcado un género, ya que el género del adjetivo depende del sustantivo al que acompañe.

LOS ADJETIVOS EN EL DICCIONARIO

Como es muy importante identificar los tipos de adjetivos para declinarlos correctamente y analizarlos, vamos a ver algunos ejemplos en el diccionario de cada tipo.

Primera Clase

Empecemos con la primera clase: bonus, bona, bonum, niger, nigra, nigrum, miser, -era, -erum.

Como podéis ver, los adjetivos no tienen el género marcado en el diccionario, a diferencia del sustantivo dominus, domini que tendría una “m.” indicando género masculino. Además, podéis ver cómo el enunciado de las variantes en “r” os indica si la “e” se mantiene o no.

Segunda Clase

diccionario-segunda-clase-adjetivos-en-latín-clasificación-enunciados-declinaciones

Veamos ahora unos adjetivos de la segunda clase: por un lado los adjetivos de tema en -i fortis, forte; con sus variantes en “r” celer, celeris, celere; acer, acris, acre, con la posibilidad de mantener la “e” o perderla.

Y, por el otro lado, los temas en consonante como prudens, prudentis o uetus, ueteris, cuya característica es que tienen genitivo en -is y que no tienen género marcado en el diccionario a diferencia de los sustantivos de la tercera declinación.

Esto es todo por hoy. En la próxima clase veremos cómo se declinan los adjetivos de la primera clase. Un saludo y ¡haaasta la próxima!


Regresar al índice de la Gramática Latina.

Sé un protector del latín

Redes sociales: Facebook  Twitter  Youtube