APRENDER A LEER LATÍN

Aprender a leer latín es uno de los objetivos principales de muchas de las personas que se acercan a las lenguas clásicas, ya que, si somos capaces de leer en latín, se nos abren las puertas a una gran parte de la literatura occidental.

El latín fue la lengua de cultura hasta prácticamente entrado el siglo XIX. Por ejemplo, en la escuela prusiana del siglo XVIII, el peso del latín (a menudo acompañado del griego) era muy superior al de cualquier otra materia. Se consideraba que el latín era la base de una educación ciudadana y humanista.

Las obras de los autores romanos, las escrituras bíblicas cristianas, los textos medievales, los primeros pasos de las lenguas romances, incluso los principios matemáticos de Newton, están en latín.

Si la aproximación a esas obras fundamentales, para conocer nuestra cultura y aumentar nuestro bagaje cultural, ya es motivo suficiente por el cual introducirse a la lectura en latín, a este motivo se le añade el hecho de que el latín es nuestra lengua madre y el origen de más del 85% de las palabras que utilizamos cotidianamente.

Aquí encontrarás textos en latín fácil comentados por mí, para que te sientas acompañado en esta empresa de aprender a leer en latín.

Como se ha nos ha transmitido que dijo Cicerón: litterarum radices amaras, fructus dulces (“la raíces de las Letras son amargas, sus frutos dulces”).

 

LECTURAS:

 

OTRAS LECTURAS: