2.4. CUARTA DECLINACIÓN

LA CUARTA DECLINACIÓN DEL LATÍN

En esta lección hablaremos sobre la cuarta declinación. Conoceremos las desinencias de sus casos, sus características principales y sus particularidades. Ésta es la declinación de los temas en “u” y su marca distintiva es el genitivo singular -us.

Como en la tercera declinación, la cuarta tiene dos tablas: una tabla para masculinos y femeninos y otra tabla para los neutros.

Veamos cómo se declina manus, manus que es un sustantivo femenino.

Si os fijáis la “u” se mantiene estable. La “u” sólo cambia a “i” por apofonía ante las desinencias -bus de dativo/ablativo. No obstante, existía un dativo/ablativo plural en –ubus, como luego veremos.

Respecto al dativo singular, hay dos formas posibles manui o manu, siendo la primera la más común.

Veamos ahora la declinación de los neutros con el sustantivo genu, genus.

La gran diferencia en el enunciado es que los neutros no tienen -s en el nominativo:

manus, manus – genu, genus

Además, las formas para el dativo singular entre paréntesis son menos comunes. Resuelta que los neutros suelen hacer el dativo singular en “u” y alguna vez en “ui”, y a la inversa ocurre con los masculinos y femeninos.

GÉNERO

Respecto al género, la mayoría de los sustantivos de la cuarta declinación son masculinos.

Excepciones:
Son femeninos acus, anus, colus, domus, idus (plural), manus, nurus, porticus, quinquatrus (plural), socrus, tribus y algunos nombres de plantas y árboles.
Los únicos neutros de esta declinación son cornu, genu, pecu y ueru.

UBUS DATIVO/ABLATIVO PLURAL

La forma –ubus para dativo/ablativo se mantiene en unas pocas palabras, especialmente para aquellos casos de coincidencia de formas con la tercera declinación.

Por ejemplo: arx, arcis (“forataleza”) y arcus, arcus (“arco”) no se diferenciarían, si tuvieran la misma desinencia ibus.

Para evitar el equívoco, se suele usar una forma con ibus y otra con ubus, es decir, arcibus y arcubus. De esta manera el sentido es más claro.

¿DIFICULTAD?

¿Dónde reside la mayor dificultad de esta declinación? En que es muy fácil de confundir con la segunda declinación, puesto que ambas acaban con un nominativo -us.

Por ejemplo, dominus y manus tienen un nominativo acabado en us idéntico que puede confundirnos.

Por esta razón, es fundamental fijarse bien en el enunciado completo del sustantivo (en la combinación de nominativo y genitivo). De esta manera, el genitivo -i indicará segunda declinación y el genitivo -us indicará cuarta declinación.

DECLINACIÓN DE DOMVS

De hecho, resulta que tenemos un sustantivo que en su declinación presenta una mezcla de formas de la segunda y de la cuarta declinación: domus casa“.

Como véis hay formas alternativas y va alternando entre una u otra declinación.

IDENTIFICAR SUSTANTIVOS DE LA CUARTA

Para acabar, os daré un truco para identificar sustantivos de la cuarta declinación. Muchos sustantivos de esta declinación están formados a partir de verbos o raíces verbales a las que se ha añadido el sufijo -tus (o –sus).

Por ejemplo, cantus viene de cano. Casus viene de cado. Exercitus viene de exerceo.

La terminación -sus ocurre especialmente en casos de verbos acabados en -t o -d. Aquí tenéis la evolución que se cree que tuvo lugar. (cado > *cad-tus > *cattus > cassus > casus).

 

Eso es todo por hoy. Espero que os haya ayudado la explicación y nos vemos en la próxima clase, que será sobre la 5ª declinación. No dudéis en contactar y ¡hasta la próxima!

Regresar al índice de la Gramática Latina.