2.3. TERCERA DECLINACIÓN (III): Sustantivos irregulares y particularidades

SUSTANTIVOS IRREGULARES Y PARTICULARIDADES

Esta clase tratará sobre los sustantivos irregulares y las particularidades de la tercera declinación.

Resulta que en algunos sustantivos el tema de la palabra es modificado de manera irregular en el nominativo o en otros casos. Así que es necesario ver la declinación de estas palabras.

BOS, BOVIS

En el caso de bos, bouis, que significa “buey” o “vaca”, lo que tenemos es un tema bo- para el nominativo y un tema bou- para el resto de casos.

Excepto para el dativo y ablativo plural, que hacen bobus o a veces bubus.

SENEX, SENIS

En el caso de senex, senis, que significa “hombre viejo” o “anciano”, tenemos una forma extraña en nominativo senex, cuya -x nos sugiere un tema en consonante gutural como la C o la G, pero resulta que para el resto de la declinación utiliza el tema sen-.

CARO, CARNIS

En el caso de caro, carnis, que significa “carne”, nos encontramos con un caso un poco curioso de tema en n. De hecho, en origen era un tema “i”. Carnis, carnis. La prueba de ello lo tenemos en su genitivo plural en -ium.

VIS, VIS

En el caso de uis, uis, que significa “fuerza”, tenemos una situación un tanto curiosa.

Resulta que se declina como un tema en “i” de la 3ª declinación, pero en el plural tiene una -r-.

Parece ser que se interpretó que uis era un tema en consonante “s” (*uis- en vez de ui-) y entonces en el plural se produjo el rotacismo de la “s” intervocálica, que se convirtió en “r” (*uises> uires).

Además, resulta que el genitivo singular y el dativo singular no se utilizan en época clásica y se suele decir que tiene una declinación “defectiva”, es decir, incompleta.

SUS, SUIS

En el caso de sus, suis, que significa “cerdo” o “cerda” tenemos un tema que acaba en “u” pero se declina por la tercera declinación. No tiene mayor complicación. Del mismo modo se declina el nombre grus, gruisgrulla”.

A veces, se confunde el genitivo suis con el pronombre posesivo suus, sua, suum en ablativo plural. Tened cuidado, la mayoría de veces será el posesivo, rara vez se habla de cerdos en un texto.

IVPPITER, IOVIS

Ahora viene un caso interesante: Iuppiter, IouisJúpiter”.

Aquí tenemos una forma especial para nominativo y luego el tema Iou- para el resto de la declinación. Evidentemente, sólo tiene singular porque dios Júpiter sólo hay uno.

¿Pero a qué se debe este nominativo/vocativo tan raro? Pues resulta que es una combinación de la raíz de Iou- con la palabra pater “padre” [Iū-pĭter (<păter)]. Sería similar a una fórmula de invocación como “Dios padre”.

NIX, NIVIS

Pasemos a nix, niuis. Significa “nieve” y nos encontramos con una situación similar a senex, senis. Tenemos una terminación con -x en el nominativo, pero en el resto de casos el tema es niu-. Se trata además de un tema con genitivo plural en -ium.

ITER, ITINERIS

Otro sustantivo irregular que aparece a menudo es iter, itineris, que significa “camino” o “marcha”. Nos encontramos con un tema para nominativo y acusativo iter (puesto que es neutro) y un tema itiner- para el resto de casos.

VAS, VASIS // VASA, VASORUM

Veamos un último caso curioso, uas, uasis. O uasa, uasorum. Resulta que este sustantivo se declina en singular con las desinencias propias de la tercera declinación, pero en plural se declina con las desinencias de la segunda declinación.

PARTICULARIDADES

Hasta aquí los sustantivos irregulares más típicos. Pasemos ahora a ver algunas particularidades de la tercera declinación.

LOCATIVO -I

Tenemos un caso locativo acabado en -i. Se usa muy poco, pero es algo más común con la palabra rus, ruris.

Ejemplos:
Carthagini  “en Cartago”.
Ruri  “en el campo”.

PLURALIA TANTUM

También tenemos casos de Pluralia tantum en la tercera declinación. Algunos de los más frecuentes son: 

moenia, moenium n. “murallas
manes, manium m. “los (dioses) manes
maiores, maiorum m. “los antepasados”.

CAMBIO DE SIGNIFICADO EN PLURAL

También hay casos de cambio de significado en plural:

aedis, -is, f. “templo
aedes, -ium, f. “casa
finis, -is, m. “límite” “frontera”
fines, -ium, m. “país” “territorio”.

Estos son los que más a menudo me encuentro, sobre todo fines, evidentemente hay más casos. De todos modos, siempre aparecen en el diccionario y no vale la pena enseñároslos todos.

GÉNERO

Queda por tratar la cuestión del género. La mayoría de gramáticas ofrecen listas basadas en terminaciones que suelen tener un género específico.

Ejemplo: los sustantivos natio, legio, nauigatio y ratio son femeninos y comparten una terminación en -io.

Descarga la lista: Género en la tercera declinación

Eso es todo por ahora. En la próxima clase veremos la cuarta declinación. Espero que os haya ayudado mi explicación, escribid cualquier duda y… ¡hasta la próxima!

Regresar al índice de la Gramática Latina.